HISTORIA DEL CEMENTO

HISTORIA DEL CEMENTO

Antigüedad

A lo largo de la historia, el cemento ha sido el principal material de construcción empleado por la humanidad, puesto que los cementos portland y sus derivados están formados, básicamente, por mezclas de caliza, arcilla y yeso, que son minerales muy abundantes en la naturaleza. Desde los primeros usos de este producto, hemos continuado experimentado con sus aplicaciones en todo tipo de obras y, actualmente, está presente en nuestras casas, puentes, carreteras, hospitales, etc.

Una de las construcciones más antiguas en las que se empleó una mezcla primitiva semejante al cemento es el suelo de una cabaña en Lepenski Vir (Yugoslavia), que data del 5.600 a.C. En concreto, se trataba de un compuesto formado por cal roja y aditivos. En Chile alrededor del 3.000 a.C. los indios usaban un conglomerante hidráulico procedente de la calcinación de algas en las paredes de sus chozas. Por su parte, los egipcios emplearon morteros de yeso y de cal en construcciones monumentales como la pirámide de Giza (2.500 a.C.) y en Troya y Micenas se emplearon piedras unidas por arcilla para construir muros.

La civilización romana fue la primera en desarrollar el uso del cemento, para cuya producción empleaban cal viva y cenizas volcánicas. Los romanos utilizaron este producto en los grandes edificios municipales, alcantarillados y sistemas de agua, así como conglomerante entre paredes para proporcionar fuerza y peso a la estructura. Uno de los principales ejemplos de aplicación de este material por parte de los romanos es el Panteón de Roma, construido por Agripa en el año 27 a.C. Esta obra fue destruida por un incendio y reconstruida posteriormente por Adriano en el año 120 de nuestra era. Su cúpula, de 44 metros de luz, está construida en hormigón y no tiene más huecos que un lucernario situado en la parte superior. En su construcción se empleó hormigón realizado con puzolanas, cal y áridos ligeros. Este material se colocó en tres capas, siendo la densidad de cada una de ellas decreciente conforme se acercaba al lucernario, gracias al empleo de áridos de pómez de diferente densidad. Se trata de una muestra de lo que es una estructura bien construida y durable

       

.

También con este producto se construyeron las paredes del Anfiteatro de Pompeya (año 75) y los cimientos y las paredes internas del Coliseo (año 80).

Igualmente, los romanos realizaron grandes hazañas para proveer agua limpia a sus ciudades y, aunque su sistema público de agua no fue el primero, fue uno de los más complejos e influyentes. Los primeros conductos de esta estructura estaban hechos de piedra y otros materiales. Después, en lugar de la piedra, se introdujo el hormigón y varias combinaciones de bloques y ladrillos, mezclados con escombros. Éste podría ser el primer ejemplo del uso de este material en beneficio de grandes poblaciones.

No obstante, el hormigón desaparece después del Imperio Romano, y no será hasta el siglo XVIII cuando resurja el interés por el conocimiento de los cementos.

PIRAMIDE DE GUIZA                     PANTEOM DE ROMA                                                 historia-del-cemento                                                                                                                                                        large_pantheon18192o

 

                                         

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *